Copyright @ Amor, guerra y helado. Todos los derechos reservados.

     Marina es guapa, lista y tiene el firme propósito de triunfar en la vida. Al principio, su familia le  proporciona las circunstancias ideales para lograr este resultado: sus familiares son gente con iniciativa y ganas de trabajar para labrarse un futuro mejor. 

     Mientras se fragua la guerra, huyen de Italia y abren la famosa heladería de la calle Ancha. La obsesión con la heladería provoca una desavenencia que casi destruye a la familia.
   

Desde la contenida acuarela de la vida burguesa en Inglaterra, al óleo de colorido chillón de Cádiz, Amor, guerra y helado relata las historias de dos familias que luchan para sobrevivir en un nuevo orden mundial.  

AMOR, GUERRA y HELADO 

     Cuando conoce a Harry, Marina puede imaginarse finalmente otra manera de vivir. 

     A pesar de las tensiones culturales y familiares, Harry se escapa de los constreñimientos de su clase social, y se empieza a conocer a sí mismo. Marina aprende que ella tiene que ser egoísta, si quiere lograr su propia felicidad.

Una trama sensible y delicada

El Salón Italiano de Cádiz, conocido como la heladería «Los Italianos», es el epicentro de la historia de amor entre Harry y Marina, cuyas vidas se entrelazan en la posguerra.
       A lo largo de la narración alternada de sus historias, conocemos a sus protagonistas: Harry, es inteligente y tiene buen corazón. Su familia es militar y conservadora, y forma parte de la alta burguesía inglesa, pero está abrumada por los enormes cambios sociales ocurridos en el período de entreguerras.​ La historia de Harry nos lleva desde su primer recuerdo, el día de la rendición de los Nazis, hasta su llegada a Cádiz, en 1962.